NUESTRA HISTORIA

¿Cómo empezamos?

Sweet Dreams Australian Labradoodles se inició y continúa como un proyecto familiar. Hace tres años buscabamos un compañero distinto, especial, cariñoso, que compartiera con nosotros el resto de nuestras vidas. 

Y así conocimos a esta raza... fue amor a primera vista. Y llegó Coco, un peluche de color chocolate y ojos color miel. El era todo lo que soñábamos y más.

Amigable, afectuoso, juguetón, inteligente, curioso y, sobre todo, extremadamente familiero.

Fue así,  que en estos tres años nos decidimos a investigar y conocer más y más las características de esta raza e iniciar un deseo familiar: convivir con cachorros y que otras familias puedan experimentar esta hermosa aventura que seguimos disfrutando y que es muy difícil transmitirlo en palabras.